Cinthya Bravo

“Todo lo que hago es cómo lo siento y cómo veo la belleza a través del lente”


por Juan Alfaro - 2021
Desde Santiago de Chile a Berlín, la vida de la fotógrafa Cinthya Bravo transcurre no sólo en los lugares físicos en los que habita, sino que además a través de su fotografía, una conclusión a la que se puede llegar luego de un rato conversando con ella. Esta artista nacional comenzó retratando la escena “underground” capitalina y en conversación con Letargo recorrimos parte de su historia, trabajo y su vida en Alemania.

Nació en la comuna de Maipú y sus primeros recuerdos de la niñez son con una cámara en la mano: “Me acuerdo de mi mamá diciéndome: ‘¿Me puedes sacar una foto?’, y yo con ocho años pensaba: ‘¡Oh qué entretenido!’. De hecho, esa historia se la conté a mi mamá hace muy poco, le daba las gracias por ese primer recuerdo de fotografía”.

Siempre inmersa en el ambiente techno,  otra de sus aficiones era comprar cámaras análogas que nunca ocupó, hasta que empezó a ver fotografía documental de fiestas como la de Ana Tabatadze en Berlín. Es aquí cuando observa la similitud entre aquellas imágenes y lo que ella vivía, tomando la decisión de atreverse. “Un día agarré la cámara y mi viejo me dijo:‘te compré rollos, ahí tienes las pilas, anda y úsala”’.

¿O sea que tu familia siempre te apoyo en ese sentido?

“mmm sí, pero no querían que estudiara fotografía”.

¿Estudiaste fotografía?

“No, o sea mi papá quería que estudiara, pero mi mamá nunca me dejó. Porque claro, la sociedad siempre te dice que tienes que tener una carrera que te dé dinero. Yo no sabía qué estudiar y elegí pedagogía en inglés, pero no quería ser profesora, así que me salí. Creo que ese fue el momento decisivo, me dijeron: ‘¿Quieres estudiar fotografía, o quieres estudiar otra cosa?’. Y yo no quería hacer gastar plata a mis papás, mi mamá no me quería pagar la carrera y empecé a estudiar gastronomía. Cocino maravilloso, soy muy buena en eso”, estableció riendo.

“Pero claro, siempre he tenido una cámara al lado, todos los días salgo con una, sino para mí es como morir. Así que no estudié, y todo lo que hago es cómo lo siento y cómo veo la belleza a través del lente”.

En este camino de retratar lo que vive, Bravo también comprende la contracultura como un espacio de libertad y felicidad,  ya que “siento que la escena techno dio un paso al nuevo Punk, a poder expresarnos y hacer lo que quisiéramos sin que el otro nos dijera algo, era el momento en que cada uno podía ser feliz, sin tener ese control. Porque al final siempre llegaban los pacos en algún momento y había represión. Pero aún así, contra esa represión siempre había resistencia, resistencia a todo lo que teníamos inculcado como sociedad”.

Salir de la coraza

A pesar de toda esta libertad que muestra mediante su arte, Cinthya comentó sobre la fuerte “fobia social” que tenía cuando comenzó. En este camino, amigos  la ayudaron a salir de lo que llamó una “coraza”, liberándose de a poco con ayuda, primero de las drogas, con las que podía enfrentar una situación tan simple como conversar fluidamente con alguien, hasta que luego se hizo algo normal. “Al final, estoy muy agradecida de la escena”.

“Fue súper difícil, no entendía muy bien quién era, todavia no lo entiendo completamente, pero siento que ya estoy mucho más desarrollada como persona. Al principio estaba super perdida, no sabía socializar. Y empecé con el MDMA hasta que ya no necesité depender de él para interactuar con las personas. Ahí comenzó el trabajo mental de cada vez poder abrirme más a la gente”. 

¿Cuándo y por qué decides irte a Alemania?

“Bueno por varios temas personales en realidad, tuve ciertos problemas en Santiago que me hicieron pensar que necesitaba algo más, hacer otra cosa. Un amigo justo se fue a Berlín el 2017, yo estaba metida en la escena techno y en Alemania todo lo que tiene que ver con la  electrónica es algo culturalmente arraigado. Junté el dinero, hice todo el papeleo que me pedían, logré la visa y me vine el 31 de mayo del 2018, así que ya van a ser tres años acá”.

Si bien en sus redes se define como una fotógrafa que documenta la escena techno, la fotografía de Cinthya Bravo está repleta de la memoria y el habitar de personas que contradicen la norma. En este punto, la artista chilena estableció que busca visibilizar lo que comúnmente la gente borra de la historia. “Las personas siempre van a decir: ‘o era un hombre disfrazado, o era la mejor amiga de una escritora’. Pero mostrar lo que es real y lo que está pasando es visibilizar de alguna manera. Esa es mi idea de la fotografía, porque es lo que uno vive pero nunca se muestra en fotos”.

“Siempre vemos cuando la gente lo pasa mal. Sí -asiente con la cabeza- memoria, pero también podemos tener el tipo de memoria donde somos felices, somos una sociedad muy gris”.

Esta reflexión de la fotografía como forma de documentar la memoria de una sociedad, la llevó además a construir sus primeros trabajos, uno de estos tuvo como tema central el consumo de la cocaína. “Me comencé a preguntar por qué había tanta en las fiestas, luego me di cuenta que no solo estaba ahí, sino que absolutamente en todos los puntos de la sociedad chilena. Hasta un político es consumidor frecuente, mi primera exhibición fue de eso, de visibilizar el consumo de la cocaína, pero no mostrarlo de una manera mala, sino que decir: ‘bueno, esto pasa’.

Actualmente Cinthya dice estar más en contacto con las disidencias y la apertura del cuerpo, si bien no tiene un mapa claro de lo que quiere hacer en próximos proyectos, busca salir de su zona de confort, pues la fotografía para ella también se trata de eso. Además, quiere continuar trabajando con el material que tiene y seguir con la línea de las fiestas.

“Tal vez no tantas sustancias -indicó riendo-  pero siempre la libertad como la expresión del ser. El trabajo de la cocaína nace porque yo lo veía constantemente, actualmente lo que más veo es sexo. Es tan seguro, que puedes estar tomando tecito, y abres la puerta al otro lado y están teniendo una orgía. Y dices: “¡Wow! puedo documentarlos chiquillos”, y ellos: “Sí, tú dale nomás”.

LTRGO®© 2022 LETARGO.CL / DIRECTOR / EDITOR GENERAL: FELIPE MUÑOZ TIRADO - DISEÑO / DIRECCIÓN DE ARTE: NICOLÁS HORMAZÁBAL (ESTUDIO PRADO) - PRODUCCIÓN PERIODÍSTICA: JUAN ALFARO BALCAZAR - EQUIPO DE REDACCIÓN: KATALINA CORTES OLGUÍN, AXEL INDEY OLMEDO, JUAN ALFARO BALCAZAR, FELIPE MUÑOZ TIRADO, JOAQUÍN RODRIGUEZ /  COLABORADOR: RODOLFO ANDAUR . SÍGUENOS EN: INSTAGRAM FACEBOOK TWITTER